Esta receta es una preparación típica de de Medio Oriente, Grecia, Turquía y Chipre, aunque cada lugar tiene sus variantes. Es una crema suave al paladar que va muy bien con panes crujientes o bastones de vegetales crudos, por ejemplo: zanahoria, apio o pepino.

  • Berenjenas: 3 unidades
  • Sal marina y pimienta negra: a gusto
  • Jugo de 1/2 limón
  • 2 dientes de ajo
  • Tahini: 1 cda. (o 2 cdas. de sesamo tostado)
  • Comino: 1 cdita.
  • Aceite de oliva: 5 cdas. soperas

Vas a comenzar cortando las berenjenas por la mitad y las vas  a colocar sobre un escurridor con sal por encima durante 15 minutos. Luego, las vas a secar con papel absorbente para eliminar el exceso de líquido.

Las vas a llevar a horno moderado por 30 minutos, tambien podes quemarlas sobre la hornalla directamente. Para acelerar el proceso podes pinchar la superficie. Una vez que estén tiernas vas a esperar que se enfríen y vas a pelarlas.

Llevas todos los ingredientes a la procesadora, licuadora o minipimer y procesas hasta obtener una crema. La servís en un plato hondo decorada con un hilito de oliva y algunas hojas picadas de perejil, cilantro o menta.

AnteriorSiguiente

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Frappuccino Vegano
Porotos Picantes
Coquitos