Frente a la avalancha de productos saborizados y llenos de azúcar, la estrategia mas simple y saludable para hidratarnos con bebidas ricas es recurrir a la mágica combinación de fruta + agua. Tal vez lleve un tiempo adaptar el paladar a sabores mas suaves, pero es sólo cuestión de tiempo, tu cuerpo te lo va a agradecer.

Te doy algunas opciones:

  • Agua + rodajas de pepino y limón + hojas de menta: mezclar todo y agregar hielo.
  • Licuar cubos de sandía con jugo de 1 limón o de 2 limas y servir con hielo. Si queres una consistencia menos espesa lo filtras al final.
  • Agua + jugo de 2 naranjas y 1 limón + flores de lavanda: mezclar todo y enfriar.
  • Agua + ramitas de romero + rodajas de limón y jengibre.
  • Agua fresca con frutillas picadas, arándanos y menta.
  • Limonada con hojitas de yerbabuena y miel.
  • Jugo de compota bien frío.
  • Agua + rodajas de cítricos (naranja, limón, pomelo, mandarina) + flores de lavanda.

Como ves las sugerencias son súper sencillas y posibles, así que podes comenzar a reemplazar las bebidas artificiales e incorporar estas delicias súper sanas y realmente naturales.

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Queso de Girasol Firme
Muzzarella de Maní
Omelette de Hongos