La avena es uno de los cereales mas ricos en nutrientes, nos aporta fibra soluble, proteínas, calcio, hierro, fósforo y vitaminas del complejo B.

Una manera saludable de incorporarla es a través de una leche que podes consumir en batidos, postres, sopas, salsas y entre otras delicias.

Para hacerla vas a necesitar:

  • Agua: 1 litro
  • Copos de avena: 200 gr.
  • Sal marina: 1 pizca
  • Para saborizar: extracto de vainilla, canela, cacao, cardamomo, stevia, dátiles.

Lo primero que vas a hacer es dejar en remojo (durante la noche) la avena, al otro día retiras el agua y colocas la avena con el litro de agua, la pizca de sal y los saborizantes que quieras en la licuadora (si queres la leche mas espesa le agregas menos agua). Procesas y dejas reposar al menos 1 hora.

Finalmente filtras y guardas tu leche en la heladera, recorda que te va a durar entre 4 y 5 días.

Ahora si, a disfrutarla!

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Smoothies
Comida Real
Waffles o Pancakes de Batata