Esta opción es ultra fácil de preparar y super nutritiva, tiene mucho poder de saciedad y ademas reemplaza las harinas que casi siempre elegimos para el desayuno.

Vas a necesitar (acordate que rinde para 14 porciones aproximadamente):

  • Hojuelas de avena: 400 gr.
  • Semillas de lino: 100 gr.
  • Nueces peladas: 50 gr.
  • Pistachos o castañas peladas: 50 gr.
  • Almendras: 50 gr.
  • Quinoa: 50 gr.

Vas a comenzar triturando todos los ingredientes en la procesadora hasta obtener una mezcla fina y homogénea. Después vas a ponerla en un recipiente hermético.

Para usarla vas a poner 3 cdas. del mix en una sartén con 1/2 taza de tu leche preferida (de vaca o vegetal) y vas a remover a fuego bajo durante 3 minutos, hasta que espese.

Finalmente la podes servir con un puñado de frutos rojos (una parte la podes triturar y otra la agregas entera) y 1 cdita. de frutos secos o de semillas de zapallo. Ahora si, a disfrutar!!

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Pastel de Quinoa
Pasta Concentrada de Tomates
Frutas Cocidas en Verano