Sabías que…
el arroz integral contiene abundantes nutrientes, entre ellos magnesio, vitaminas del complejo B y diversos antioxidantes?
Estudios recientes descubrieron que la cubierta del arroz integral, es decir el salvado, tiene efectos asombrosos para bajar los niveles de azúcar en sangre, además de reducir el colesterol y proporcionar una excelente protección contra tumores.
Entre sus extensas propiedades curativas podemos mencionar que calma el estómago (después de comidas abundantes), elimina toxinas, es hipoalérgico y alivia la diarrea, las naúseas y la sed.
Ultra versátil podes usarlo en sopas, ensaladas, con salteados de verduras, como guarnición o relleno de tartas y empanadas, en hamburguesas caseras, germinado, tostado en infusiones, etc, etc, etc.
Acordate que incorporar cereales integrales, es incorporar vida y recuperar una larga tradición de buena alimentación que al mercado tal como se presenta, no le interesa ofrecernos hoy.

Arroz integral para todos y todas!

Fuente: Paul Pitchford, «Sanando con alimentos integrales»

 

AnteriorSiguiente

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Pancakes de Arvejas
Practisopa
Tabule con Yamaní