Sabías que…
el sésamo, también conocido como ajonjolí, funciona como un tónico general que fortalece el hígado y los riñones?
Además es muy útil para personas ancianas y en caso de enfermedades crónicas desgastantes en las que hay estreñimiento y deficiencia de fluidos en el cuerpo.
Las semillas tienen grasas insaturadas, lecitina y fitoesteroles que contribuyen a disminuir el colesterol sanguíneo.
Actualmente están en el top ten por su alto contenido de calcio, hierro y zinc lo que las colocó como grandes aliadas para reducir o eliminar el consumo de lácteos. Para aprovechar mejor su calcio es preferible remojarlas por la noche y luego tostarlas ligeramente antes de molerlas.
Vas a encontrarlas integrales, blancas y negras, y podés incluirlas en masas caseras (panes, galletitas, chapatis, pastas, pascualinas), espolvoreadas sobre sopas, ensaladas, cereales cocidos, en jugos y batidos o como leche vegetal.
Comenza con una cucharadita, te van a encantar!!

AnteriorSiguiente

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Albóndigas Power
Carpaccio di Zucchini
Calendario Estacional