El arroz yamaní es una variedad de arroz integral, originario de Japón. Su fama comienza con la alimentación Macrobiótica, ya que es la base fundamental de muchas de las preparaciones. Entre sus beneficios, por sobre el arroz blanco, podemos mencionar que tiene un alto contenido de fibras que favorece el funcionamiento intestinal y regula la concentración de azúcar en sangre, es rico en vitaminas del complejo B, no contienen gluten y es de fácil digestión.

La cocción lleva un poco de tiempo, pero podes dejarlo listo en la heladera ya que te dura entre 3 y 4 días y usarlo en un sinfín de preparaciones.

Para comenzar vas a necesitar:

  • Arroz yamani: 1 taza
  • Aceite: c/n
  • Dientes de ajo: 2
  • Sal marina: c/n

Calenta el aceite en una cacerola, agrega los dientes de ajo y el arroz. Con un cuchara remove el arroz hasta que esté traslucido y agrega 3 tazas de agua caliente. Condimenta a gusto y baja el fuego a mínimo. Espera 40 minutos aproximadamente. Mientras tanto, chequea que no le falte agua. Cuando el arroz este tierno, esta listo.

Una vez que aprendes a cocinarlo y lo incorporas no va a poder faltar en tus preparaciones!

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Compota Otoñal
Alimentación y Ballet
Ensalada de Rúcula y Durazno