Esta preparación es muy simple y muy efectiva para calmar problemas digestivos ya que se digiere con facilidad. Podes tenerla en cuenta para afecciones intestinales (estreñimiento/colitis/colon irritable), gastristis, dispepsias o para los antojos de alimentos dulces.

Para realizarla el ingrediente principal es la paciencia porque lleva un poco de tiempo. Vas a necesitar:

  • Manzanas rojas: 2 kg
  • 1 cacerola profunda y gruesa

Comenza pelando las manzanas y cortándolas en cubitos pequeños. Luego, pasalas a la cacerola y llévalas a fuego mínimo durante 2.30 hr aproximadamente. Esta preparación no necesita del agregado de agua ni de endulzantes, la fruta se cocina en su propio jugo y la cocción lenta permite la caramelización de sus azucares simples. Vas a estar atent@ a que no se queme.

Una vez que terminaste, guarda tus manzanas en la heladera y consumilas solas o como un topping del yogur o como postre combinándola con helado casero de frutas. Lleva tiempo, pero tu pancita las va a adorar y tu bebé las puede comer sin problemas!

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Pasta de Berenjenas o Baba Ganoush
Sopa de Pepino
Chocolinas Viajeras