• Mezcla de harinas sin TACC: 2 1/2 tazas
  • Azúcar mascabo: 3/4 taza
  • Bicarbonato: 2 cditas.
  • Mandarinas: 2 chicas
  • Aceite: 1/2 taza
  • Huevos: 2
  • Nueces picadas o pasas rubias: 1 puñado

Vas a comenzar licuando las mandarinas enteras y con cascaras (las lavas muy bien) y el aceite. Una vez que este bien procesada pasas todo a un bowl y sumas el azúcar, el bicarbonato y las tazas de harina. Agregas los huevos de a 1, con movimiento envolventes y por último, sumas las nueces.

Llevas la mezcla a una budinera aceitada y horneas a fuego moderado por 40 minutos.

Eso es todo! Podes tenerlo frezado en porciones para algún antojo o llevarlo para compartir unos mates, que lo disfrutes!

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Crumble de Manzana
Chía Pudding
Crumble de Peras