• Harina de garbanzos: 250 gr.
  • Agua: 600 c.c.
  • Aceite de oliva: 4 cdas.
  • Sal marina y pimienta: a gusto
  • Extras: orégano, romero, ajo deshidratado, cebolla picada finita, tomillo, tomate deshidratado, rawmesano, semillas activadas.

En un bowl coloca todos los ingredientes (excepto los extras) y batí bien, integrándolos en una masa suave y chirle (parecida a la de los panqueques). Idealmente deja reposar esta masa en la heladera durante toda la noche.

Luego, aceita una asadera y colocala vacía en el horno mientras se calienta. Pasados unos 5 o 10 minutos, verte la masa y cocina por 10 minutos. Agrega los extras que prefieras y cocina a fuego bajo – medio durante 40 minutos mas aproximadamente.

Podes servir tu fainá en una picada con dips vegetales o untables de frutos secos, convertirla en pizza o servirla como bruschettas con palta y verduras asadas.

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Mousse de Chocopalta
Sopa Crema de Espinacas
Lasaña de Zucchinis