En esta receta la harina de algarroba nos va a aportar un riquísimo sabor «chocolatado» además de diversos nutrientes ya que sus semillas son ricas en fibra soluble (facilitan la digestión y benefician la flora intestinal); tiene un alto contenido de hierro, calcio, magnesio, fósforo, zinc, silicio, manganeso, cobre, un elevado contenido de potasio y bajo contenido de sodio.

Vamos con la preparación:

  • Harina integral: 150 gr
  • Harina de algarroba: 50 gr
  • Avena instántanea: 150 gr
  • Polvo leudante o bicarbonato: 2 cditas.
  • Huevos: 3
  • Azúcar integral: 150 gr
  • Agua: 200 c.c.
  • Aceite: 80 c.c.
  • Esencia de vainilla: 1 cda.
  • Semillas y frutos secos triturados: 1 puñado generoso

En un bol profundo vas a mezclar los ingredientes secos, luego el aceite y el agua integrando muy bien para evitar la formación de grumos. Luego vas a agregar los huevos de a uno, revolviendo de manera envolvente. Por último vas a sumar las semillas y frutos secos y vas a llevar la mezcla a una budinera aceitada para finalmente hornearla a fuego moderado por 45 minutos.

Una vez listo (y frío) podes acompañarlo con una rica taza de té, que lo disfrutes!

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Alimentación Saludable
Algas Hiziki con Zanahorias
Puchero Vegetariano