Este clima amerita unas ricas sopas, guisos y estofados para calentar el cuerpo y obtener el nivel de energía que el cuerpo necesita para mantener la temperatura.

Un caldo de verduras es ideal porque se pueden aprovechar prácticamente todas las verduras, puede ser la base de sabor de preparaciones calientes  y ademas se puede convertir en una cena liviana y de fácil digestión. Otra ventaja es que podes hacer en cantidad y frezar en porciones para usarlo cuando lo necesites.

Recetas hay miles, te dejo esta que a mi me resulto sencilla y deliciosa:

  • 2 litros de agua
  • 2 hojas de laurel
  • 1 nabo
  • 1 zanahoria
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 rama de apio (con hojas incluidas)
  • 1 puerro
  • Hojas de albahaca, ramitas de perejil y laurel
  • 2 dientes de ajo
  • 1 tomate
  • 1 cebolla
  • Aceite de oliva, sal marina y pimienta

Vas a comenzar picando las verduras en cubitos y las vas a saltear en una olla profunda con aceite de oliva. Después le vas a agregar el agua y las hierbas, condimentando con sal y pimienta. Cuando alcance el hervor, baja el fuego y deja tu caldo 1 hora mas.

Finalmente, cola y deja que se enfríe, dividilo en frascos y llevalos al frezer. Con esta base podes hacer todas las sopas cremas de esta web, saborizar cereales, verduras cocidas, guisos o simplemente consumirlo con unas cucharadas de avena y semillas.

Hasta pronto!

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Pizza Integral
Queso de Papa
Quiche de Verduras