El chapati es un pan plano que se realiza con harina integral y es típico de la India, en donde forma parte esencial de casi todas las comidas.

Es muy rico, sencillo de realizar y un buen reemplazo de los panificados realizados con harina blanca. Va la receta:

  • Harina integral: 2 tazas
  • Agua, leche o leche de semillas: cantidad necesaria
  • Sal marina: a gusto
  • Aceite: 2 cdas.

Coloca la harina en un recipiente y mézclala con la sal, hace un hueco en el medio y agrega el agua de a poco hasta formar una masa suave. Cuando la masa esté unificada suma el aceite y volve a amasar hasta que la masa sea homogénea. Luego forma bollitos de alrededor 5 cm de diámetro, pásalos por un poco de harina y extendelos hasta formar discos de entre 2 y 3 mm de espesor.

Calenta una sartén a fuego fuerte (podes pincelarla con un poco de aceite) y coloca un disco, cuando se formen burbujas, lo das vuelta. Cuando tu chapati esté dorado lo retiras del fuego y continuas el mismo proceso con los discos que faltan.

A los chapatis podes usarlos para el desayuno o la merienda (con queso, ghee, mermeladas caseras, miel o frutas quedan geniales) o bien para alguna comida en la que podes enrollarlos y combinarlos con verduras y semillas a modo de «tacos». También podes frezarlos y tenerlos disponibles para reemplazar el pan.

Ojalá los pruebes y sumes variedad a tu alimentación cotidiana, hasta pronto!

AnteriorSiguiente

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Avena
Leche de Almendras
Alegría