• Ciruelas en cubos (si son orgánicas podes dejarles la piel): 2 tazas
  • Estevia: 2 cditas.
  • Semillas de chía: 2 cdas.
  • Jugo de limón: 1 chorrito

Calenta una sartén y agrega la fruta con la estevia y el limón. Cuando se ablanden podes hacer un puré o mixear todo para que sea bien homogénea. A los 10 minutos apaga el fuego y agrega las semillas, mezcla todo muy bien y guarda tu mermelada en la heladera al menos 1 hora antes de consumirla.

Con esta misma idea podes hacer dulces de damascos, duraznos, manzanas o peras y armar combinaciones deliciosas: damascos + ciruelas; manzanas + naranjas; frutillas + arándanos o peras con trocitos de nueces. Así los desayunos y meriendas dan mas ganas!

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Arroz Integral
Aquafaba
Pumpkin Donuts o Donas de Calabaza