Esta receta es ideal para esta estación en la que abundan los cítricos a buen precio y calidad.

Para hacerlo vas a necesitar:

  • Cítricos (mandarina, pomelo o naranja): 1 kilo
  • Azúcar blanco: 600 gr.

Vas a pelar las frutas y le vas a retirar la mayor cantidad de semillas y hollejo posible (es lo que le da el sabor amargo), es lo más engorroso de hacer así que muuucha paciencia.
Luego las pones en un bol y le sumas 100 gr de azúcar y las dejas macerar toda la noche.
Al otro día en una olla gruesa pones las mandarinas con 500 gr más de azúcar, fuego corona (o sea más bajo que el mínimo) y vas a revolver con cariño a lo largo de 3 horas aproximadamente (obvio que no hace falta que revuelvas las 3 horas seguidas).
Va a estar listo cuando coloques una cucharadita en un plato, lo inclines y no se resbale el dulce.
Eso es todo, enfriar, envasar en frasco esterilizado y que dure lo que dure!

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Souffle de Acelga
Naranja
Lechuga