• Cebolla grande: 1
  • Apio: 4 tallos con sus hojas
  • Zanahoria: 1
  • Berenjenas: 1 kilo
  • Calabacín grande: 1
  • Puré de tomate casero: 1/4 taza
  • Aceitunas sin carozo: 20
  • Castañas o nueces: 3 cdas.
  • Aceite de oliva: 5 cdas.

Trocea la cebolla, el apio y la zanahoria en pedazos del tamaño del pulgar. Colócalas en la base de una sartén y cubrilas con agua. Llévalas a hervor. Corta las berenjenas y el calabacín en cubitos iguales y agrégalos a la sartén. Suma el puré de tomate y deja hervir a fuego lento por 20 minutos. Añadí las aceitunas, las castañas y el aceite.

Finalmente servila como guarnición o frezala en porciones, podes consumirla fría y es realmente deliciosa y de muy fácil digestión.

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Pizza Integral
Crackers de Mijo
Pan de Nuez