• Rúcula: 2 plantas
  • Duraznos: 2 unidades
  • Almendras: 50 gr.

Por un lado vas a tostar las almendras peladas en horno suave por 10 minutos. Por otro, cortas los duraznos en gajos y los grillas de ambos lados.

Armas la ensalada de la siguiente manera: colocas la rúcula en la base, los gajos de durazno, las almendras tostadas y condimentas con una vinagreta sencilla que armas mezclando el jugo de 1 limón con 1/2 cdita. de mostaza de Dijon, 1 cda. de miel (de abejas o de caña), 1/4 taza de oliva, sal y pimienta a gusto.

Con esta misma idea podes cambiar los duraznos por mango o láminas de melón. Que la disfrutes!

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Mindfulness, practica semanal
Ensalada Griega en Frasco
Masa de Soja Orgánica