Los grisines son una buena opción para alternar con el pan, los cereales y las galletitas. Son muy prácticos a la hora de armar picadas y puden ser saludables si los haces de salvado en lugar de consumir siempre los de harina blanca. Acá una receta:

  • Salvado fino: 300 gr
  • Sal marina: 1 cdita.
  • Aceite de oliva: 2 cdas.
  • Levadura: 15 gr
  • Agua: 150 ml
  • Aceite: c/n

En la procesadora o en un bol mezcla el salvado, la sal, el aceite de oliva, la levadura desgranada y el agua. Procesa o trabaja la mezcla hasta obtener una masa lisa y homogénea. Cubrí el recipiente con un repasador durante 20 minutos en un ambiente cálido para que leude.

Luego estira la masa en forma rectangular sobre la mesa enharinada, hasta obtener un espesor de 2 cm. Corta tiritas finas y largas y colócalas sobre bandejas aceitadas y deja leudar nuevamente.

Antes de cocinarlos podes pincelarlos con agua y espolvorearles semillas para después llevarlos a horno precalentado durante 12 o 15 minutos. Retira los grisines y déjalos enfriar sobre una rejilla.

Ahora sí están listos para acompañar un rico hummus, paté de lentejas o pasta de berenjenas. Hasta la próxima!!

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Aceite Power
Hamburguesas de Yamani
Panqueques de Manzana