Cambiar nuestros hábitos (alimentarios) es un proceso largo y complejo. Básicamente requiere de atención, consciencia y paciencia, mucha paciencia. Sobretodo conlleva amigarnos con nosotros mismos, aceptar que para flexibilizar nuestros automatismos y poder elegir lo que verdaderamente nos enriquece es importante DARNOS: darnos tiempo, darnos constancia, darnos disciplina y placer, darnos amor y darnos una observación constante.

En la alimentación el cambio lo hacemos comida a comida, aprendiendo a escuchar al cuerpo, las emociones y las tendencias personales. No es fácil, los resultados no son inmediatos, no siempre podemos mostrar los logros (porque a veces son muy sutiles y profundos), pero sabemos, gracias a la experiencia de trabajar con nostros mismos, que vamos recuperando libertad y salud.

Volver el foco al proceso y atravesarlo es más importante que el resultado, el resultado (y más descubrimientos inclusive) llega naturalmente cuando transitamos el camino de nuestro cambio alimentario/corporal ganando consciencia.

Hasta la próxima!

 

Lic. Andrea Lizarraga

 

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Snack de Garbanzos
Repollitos Salteados
Hamburguesas de Calabacín