El kéfir es un cultivo probiótico de bacterias, levaduras, lípidos y proteínas que conviven en simbiosis. Tiene forma de gránulos que se cultivan y se reproducen para elaborar bebidas fermentadas con beneficios incalculables: presenta propiedades antivirales, antifúngicas, antibióticas y estimulantes del sistema inmune.

Hay numerosos estudios que confirman su eficacia en el tratamiento de enfermedades como diabetes, anemia, asma, y especialmente las relacionadas con el sistema digestivo: úlceras, intolerancia gástrica, colon irritable y divertículos.

Existen dos tipos de kéfir, de leche y de agua, que son la misma microflora adaptada a medios diferentes. Y si bien podes adquirir la bebida lista para consumir, podes realizarla en casa de manera sencilla y consumirlo diariamente en dosis de 1 a 4 vasos diarios, según tus necesidades y tolerancia.

Para hacerlo vas a necesitar:

  • Frasco o jarra de vidrio
  • Cuchara de madera
  • Lienzo
  • Colador de tela o plástico
  • Nódulos hidratados de kéfir (en general los obtenes por medio de otro cultivador): 3 cdas.
  • Azúcar mascabo: 3 cdas.
  • 1 puñado de pasas de uva o 3 dátiles
  • 3 rodajas de limón
  • Agua filtrada: 1 lt.

Coloca todos los ingredientes en el frasco o jarra, tapa con el lienzo y dejalo 24 hs en reposo en un lugar templado y protegido de la luz solar. Una vez terminadas las 24 hs, remove la bebida y deja en reposo otras 24 hs mas.

Por último, filtra el liquido y envasa el kéfir en una botella con tapa y conservala en la heladera. Vas a notar que la bebida es carbonatada y ligeramente ácida, podes saborizarla con jugo de cítricos, de arándanos, canela, clavo de olor o mezclarlo con jugo de compota.

A los gránulos colados guardalos en un frasco con agua filtrada y 2 cdas. de mascabo para repetir el proceso. La multiplicación de los nódulos, indica que el fermento esta activo y es de calidad.

A probar el kéfir y sostenerlo en el tiempo para notar sus efectos 😉

 

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Pastel de Quinoa
Comida Real
Bizcochitos de Almendras