El maní contiene ácidos grasos poliinsaturados, monoinsaturados, vitamina E, magnesio, vitamina B, B3, B6, ácidos grasos saturados, fósforo, potasio, proteínas, cinc, sodio, yodo e hidratos de carbono.

Una variante es incorporarlo en forma de leche para enriquecer batidos y sopas, para hacerla vas a necesitar:

  • Maní tostado sin sal, con remojo nocturno previo: 1 taza
  • Agua: 3 tazas
  • Miel: 1 cdita.
  • Esencia de vainilla: a gusto

Coloca todos los ingredientes en la licuadora, procesálos y deja reposar 5 minutos. Luego, filtra la leche y usala dentro de los 4 días siguientes.

Al bagazo que queda podes usarla en galletitas, budines, hummus y patés vegetales con palta o verduras al vapor.

Nada se pierde, todo se transforma!

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Kitchari
Granola Salada
Compota de Ciruelas sobre Tostada