Sabías que…
la manzana reduce el calor de verano (por eso es ideal para estos días locos), genera fluidos en el cuerpo y protege a los pulmones del cigarrillo?
También estimula el apetito, alivia la indigestión y su pectina ayuda a reducir el colesterol y remover metales tóxicos como el plomo y el mercurio.
Las manzanas pueden consumirse enteras, ralladas, en cubos, licuados, jugos, ensaladas y como guarnición en diferentes preparaciones. Podes aprovechar las manzanitas orgánicas que por suerte cada vez se consiguen mas.
Acordate de que son de las frutas mas purificadoras y las vamos a usar un montón en desintoxicaciones y limpiezas de hígado y vesícula biliar.

Hasta la próxima!

AnteriorSiguiente

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Taller de Mindful Eating • Julio 2016
Budín Integral de Cacao
Reemplazos del Huevo