• Harina integral: 300 gr.
  • Jugo de limón: 1 cda.
  • Aceite de girasol: 8 cdas.
  • Sal y pimienta: a gusto
  • Agua: 150 c.c.

Coloca la harina y el aceite en un bol, uniendo con los dedos hasta formar un granulado. Salpimentá y agrega el agua y el jugo de limón, amasá hasta formar un bollo tierno. Si es necesario agrega mas agua, no todas las harinas absorben la misma cantidad. Una vez armado el bollo, tapalo con un paño y déjalo descansar 1 hora.

Luego, dividí el bollo en dos partes y estira dos tapas con el palo de amasar. Usalas para forrar dos tarteras, previamente aceitadas, pincha la superficie y llevalas a horno caliente para darles una pre-cocción de 5 minutos aproximadamente. Finalmente rellenalas con lo que mas te guste y finaliza la cocción.

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Muzzarella de Maní
Bombas de Papa
Palito Helado