• Aceite de oliva: 1/4 taza
  • Nueces o castañas: 1/2 taza
  • Ajo: 1 diente
  • Comino, sal marina y pimienta: a gusto
  • Remolachas al vapor: 2 tazas

Vas a comenzar licuando el aceite con los frutos secos, agrega el diente de ajo y condimenta a gusto. Suma las remolachas cocidas y frías y procesa hasta obtener una consistencia suave. Podes hacer la misma receta con zanahoria, zapallo o batata.

Ahora si a disfrutar de una rica picada!

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Gomasio
Souffle de Coliflor
Ensalada Alcalina