• Maní pelado y crudo (sin sal) con remojo nocturno previo: 1 taza
  • Agua caliente: 2 tazas
  • Sal marina: 1 cdita.
  • Jugo de limón: 2 cdas.
  • Vinagre de sidra de manzana agroecológico: 1 cda.
  • Levadura nutricional: 4 cdas.
  • Aceite de oliva:1/4 taza
  • 4 cdas. de fécula de mandioca o fécula de papa + 4 cdas. de agua

Vas a colocar el maní ya remojado en la licuadora junto con el agua caliente y lo vas a procesar (si usas un mixer el agua puede ser tibia).

Luego, filtras todo con una bolsita para leches vegetales y lleva la leche de maní a fuego moderado.

Agrega el jugo de limón, el vinagre, la sal, la levadura nutricional y el aceite. Mezcla bien y revolve con cuchara de madera hasta que rompa el hervor. Baja la intensidad del fuego.

Aparte, mezcla la fécula con el agua hasta unificar y agregala a la leche. Revolve constantemente durante 5 minutos y retira del fuego.

Podes utilizarla inmediatamente sobre una pizza o un tarta, o bien esperar a que se enfríe y conservarla en un recipiente hermético aceitado en la heladera.

Listo el queso! Es una preparación ideal para reemplazar cualquier queso cremoso o muzzarella, con la diferencia que esta lleno de nutrientes 😉

Receta by: HolaVegan

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Olivas Marinadas
Pesto de Rúcula
Avena