• Brócoli o coliflor mediana, procesado hasta formar una arena rústica: 1 flor 
  • Harina de arroz integral o común, harina de trigo sarraceno o fécula de mandioca: 1/2 taza (si el brócoli es grande podes necesitar un poco más)
  • Huevos: 4, podes reemplazarlos por chilinaza
  • Sal y pimienta: a gusto
  • Opcionales: hierbas, semillas o especias.

Vas a comenzar precalentando el horno. Luego, vas a cortar en trozos grandes el brócoli o coliflor con sus tronquitos más tiernos y procesar hasta formar una arena gruesa.

En un bol, mezcla el brócoli procesado con cuatro huevos, sal, pimienta, y revolve. Incorpora las hierbas o especias. Suma la harina de a poco hasta formar una masa ligera, similar a la de un budín y déjala reposar un ratito.

Lleva la masa a una placa aceitada, de silicona o con papel manteca. Podes formar una sola pieza o tortillitas individuales. Volca y empareja la preparación formando una capa fina, de unos 7 mm de espesor.

Espolvorea con semillas si queres y hornea durante 20 o 30 minutos aproximadamente, hasta que estén dorado en los bordes.

Deja enfriar y usalo como base de pizza o pizzetas, como pan para untar o acompañar picadas saludables.

Podes hacer otras versiones con zanahoria o remolacha ralladas bien finitas o con espinaca al vapor bien escurrida y procesada. La idea es probar, equivocarse, aprender y saborear!

Receta adaptada de Natalia Kiako

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Lechuga
Gazpacho
Pan Integral Saborizado