• Espinaca: 1 puñado grande
  • Agua: 1 taza
  • Avena: 1 taza
  • Chía activada: 2 cdas. de chía disueltas en 6 cdas. de agua por 15 minutos (como mínimo)

Licúa todos los ingredientes y condimenta a gusto con sal, pimienta, nuez moscada, merken o cúrcuma.

Lleva a sartén aceitada y bien caliente, y dales el grosor que quieras.

Eso es todo! Rellenalos con verduras, untables vegetales, tofu salteado o legumbres.

AnteriorSiguiente

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Carpaccio di Zucchini
Ensalada de Garbanzos Especiados
Síndrome Premenstrual