• 2 huevos y 5 claras
  • Leche en polvo descremada o proteína en polvo: 4 cdas.
  • Cacao amargo: 2 cdas.
  • Polvo de hornear o de bicarbonato: 2 cditas.
  • Estevia: 4 sobres o 4 cdas. de estevia líquida

Separa las yemas y batí las claras a nieve. Mezcla las yemas con la leche, el cacao, el polvo de hornear y la estevia, suma las claras con movimientos envolventes y coloca la mezcla en una placa de silicona o forrada con papel manteca. Hornea en horno moderado por 15 minutos y espera que se enfríe para despegarlo del papel.

Podes usarlo para hacer una chocotorta, tiramisu (con queso crema, cacao amargo, estevia, café y un toque de canela) o arrollados con dulce de leche sin azúcar, nueces picadas o bananas en rodajas.

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Trifle de Yogur
Trufas de Zanahoria
Panqueques de Yamani