• Harina integral: 500 gr.
  • Levadura fresca: 25 gr. o 1 sobre de levadura en polvo
  • Agua tibia: 300 c.c. (1 taza y 1/2 aprox.)
  • Azúcar: 2 cditas.
  • Aceite de girasol u oliva: 2 cdas.
  • Sal marina: 1 cda.

Pone sobre la mesa la harina integral en forma de corona, en el centro coloca la levadura desgranada, el aceite, el azúcar y un poco del agua tibia. Por los costados de la corona coloca la sal, es muy importante que no tome contacto con la levadura; con los dedos disolve la levadura y agrega agua tibia de a poco a medida que vas integrando con la harina. Forma un bollo tierno que se despegue de los dedos y si es necesario agrega un poco más de agua o harina.

Golpea varias veces la masa contra la mesa y amasa durante varios minutos abriendo la masa con la parte de abajo de la palma de la mano, de esta manera incorporas aire a la masa que debe alcanzar una consistencia elástica. Deja descansar el bollo tapado flojamente con un paño en un lugar tibio durante 20 a 30 minutos, hasta que duplique su volumen. Una vez leudado el bollo dividilo en dos y acomodalos sobre una pizzera  aceitada. Tapalos y dejalos leudar nuevamente por 15 minutos.

Luego estira los bollitos con ayuda de los dedos llevando la masa hacia los bordes y pintalos con salsa de tomate casera. Cocinalos en horno pre-calentado a temperatura moderada y finalmente completa tu pizza con lo que más te guste: tomate, queso, aceitunas, berenjena, zucchini, hongos, brócoli, mozzarella vegana, etc.

En caso de que quieras hacer las pre-pizzas para freezar, cocinalas con la salsa de tomate y retiralas antes de que la base se dore.

Buen provecho!

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Masa Integral Dulce
Milanesas de Berenjena
Sopa Viva de Coco