Los smoothies son batidos de frutas con un toque especial: son cremosos y refrescantes porque se usa fruta freezada y eso los vuelve un postre ideal y lleno de nutrientes.

Acá van algunas ideas para comenzar, después animate a jugar y crear tus propias combinaciones!

Para dos porciones vas a necesitar:

  • Fruta pelada, cortada en cubitos y freezada durante dos horas como mínimo: 1 1/2 taza
  • Agua fresca, jugos cítricos, yogur casero, leche de coco, leche de almendras o de semillas: aproximadamente 1/2 taza
  • Azúcar integral (mascabo) o común: a gusto

Coloca todos los ingredientes en la licuadora y procesalos o mixealos con la minipimer. Podes ir agregando el líquido de a poquito hasta que tome la consistencia que más te guste.

Ejemplos de combinaciones:

  • Banana + arándanos + leche de almendras o de coco
  • Frutillas + kiwi + jugo de naranja
  • Melón + agua y jugo de limón
  • Sandía + agua o jugo de pomelo
  • Banana + frutillas + yogur casero
  • Mango + durazno + leche de coco

Las combinaciones son infinitas, acordate que también podes sumarle 1 cda. de semillas (chía, lino o sésamo) o un puñado de brotes (los de quinoa quedan genial).

Ojalá los disfrutes y aproveches esta oportunidad para sumar fruta a tu alimentación!

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Dulce de Cítricos
El Cultivo de la Conciencia Plena en la Alimentación
Trufas de Zanahoria