Aprovechamos los últimos días de frío para sumar esta verdura llena de fibra y ácido fólico con esta receta súper simple para la que vamos a necesitar:

  • Coliflor grande: 1
  • Cebolla en juliana: 1
  • Dientes de ajo pelados: 2
  • Caldo casero (ver receta en el blog): 500 c.c.
  • Agua, leche de vaca o leche vegetal: 500 c.c.
  • Perejil fresco u hojas de hinojo: a gusto
  • Sal marina, pimienta y aceite de oliva: c/n

Lo primero que vas a hacer es dorar la cebolla y el ajo picado con un poco de oliva en una olla profunda, luego le vas a agregar las flores de coliflor y vas a cocinar todo junto unos minutos mas (acá podes agregar 1 taza de vino blanco). Incorpora el caldo y el líquido que hayas elegido y salpimenta a gusto. Cocina tapado, hasta que el coliflor esté bien cocido y procesa. Serví la sopa con el perejil fresco u hojitas de hinojo picadas y voilà!

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Crema de Kiwi y Menta
Muesli de Mijo
Porotos Negros