Esta sopa es un tónico veraniego alcalinizante que te ayuda a aliviar la digestión después de comidas pesadas. Lo ideal es hacerla con tiempo así se asienta y se enfría.

  • Pepinos: 2
  • Caldo de verduras natural: 2 tazas
  • Yogur natural: 1/3 taza
  • Leche de coco: 1/3 taza
  • Dientes de ajo: 3
  • Jugo de 1/2 limón
  • 1 puñado de menta fresca
  • Sal marina, pimienta negra y aceite de oliva: a gusto

Pela los pepinos, cortalos por la mitad en sentido longitudinal y sacales las semillas con una cucharita. Rebana la pulpa horizontalmente y sazonala con la sal marina, deja reposar por 15 minutos. Después enjuaga el pepino y escurrí el exceso de agua. Llévalo a la licuadora junto con el caldo, el yogur, la leche de coco y procesa. Agrega los dientes de ajos, la sal, la pimienta y la menta. Procesa nuevamente.

Por último, lleva la sopa a la heladera por 15 minutos y servila con un hilito de aceite de oliva y unas hojitas de menta o hinojo.

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Guiso de Lentejas
Bifes de Tofu
Kitchari