• Arvejas secas partidas, remojadas: 1 taza
  • Agua: 1500 c.c.
  • Alga kombu remojada: 1 cuadradito de 10 cm. x 10 cm (opcional)
  • Cebolla en gajos: 1/2 unidad
  • Zanahorias picadas: 2 unidades
  • Calabaza de invierno en cubos: 1 taza
  • Perejil picado: 1/2 taza
  • Sal y miso a gusto

Coloca las arvejas y el kombu en una olla con agua y deja escaldar. Bajá el fuego y deja la sopa cociendo a fuego lento por 30 minutos. Luego, añadí la cebolla, zanahorias, calabaza y sal. Deja cocinando todo a fuego suave hasta que las verduras se ablanden. Finalmente, agregá el miso (previamente diluido) en el caldo y cociná por 5 minutos mas. A calentar el cuerpito!

Recorda que a esta base podes agregarle un poco de tofu, quinoa, arroz integral o cebada para hacerla más suculenta.

Nota: según su creador (Paul Pitchford), esta es una sopa que nos alegra un día oscuro de invierno...

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Pan Integral con Semillas
Avena
Puré de Porotos Sabrosos