• Calabaza: 1
  • Nuez moscada: a gusto
  • Huevos de campo: 4
  • Queso de girasol: 5 cdas.
  • Sal marina y pimienta: a gusto
  • Semillas de sésamo: c/n

Comenza hirviendo la calabaza, una vez cocida, hacela puré y escurrila bien. Mezcla el puré con las yemas, el queso, la nuez moscada, sal y pimienta.

Batí las claras a nieve y súmalas a la mezcla. Colocala en moldes individuales y, a último momento, espolvoreálos con semillas de sésamo y cocinalos hasta que estén dorados y esponjosos.

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Choco Cookies
Sopa de Pepino
Chapatis