En el Verano el elemento predominante es el Fuego, que según la Medicina Tradicional China gobierna al corazón y al intestino delgado, entendiendo al corazón no solamente como el órgano en si mismo sino como un centro mental/emocional. Y es importante entender este punto porque vamos a entrar a una estación en la que podemos ayudar a sanar y calmar nuestra mente y nuestras emociones a través de una alimentación armoniosa y mejores hábitos para sobrellevar el calor.

La energía solar nos invita a levantarnos temprano y encarar nuestras actividades cotidianas con una predisposición diferente, probablemente mas alegre y dinámica a la que podemos sumar algunos tips en la cocina para vivir plenamente nuestro verano interior:

  • Aprovecha la gran variedad de frutas y verduras de la estación y preséntalas de manera creativa, combinando los colores y jugando con las formas. Quizas un arreglo floral o armar la ensalada de manera distinta sea el disparador para jugar mas en la cocina y atraer a los mas reacios a probar sabores nuevos.
  • La cocción debe ser ligera (salteado o vapor rápido a fuego fuerte) y podes agregar sabores ácidos, amargos o picantes cambiando la sazón habitual de tus comidas.
  • La diversidad de la dieta es muy importante en el Verano, sobretodo para reemplazar los minerales y aceites que se pierden con la transpiración.
  • Es importante moderar el consumo de alimentos y bebidas frías, porque si bien son tentadores, el exceso de frío debilita a los órganos digestivos e interfiere con la digestión.
  • En los días mas calurosos podes optar por alimentos frescos como ensaladas, germinados (especialmente de mung, soja y alfalfa), fruta (manzana, sandía, limones), pepino y tofu; infusiones de menta y manzanilla. También podes usar especias caloríficas para disipar el calor  como los chiles picantes, la cayena, el jengibre fresco, los rabanitos y la pimienta negra; siempre con moderación para no provocar debilidad y mantenerse vital.
  • Por otro lado, vas a evitar o disminuir el consumo de carnes, huevos, semillas, frutos secos y granos. Justo lo que abunda en las fiestas!
  • En la medida de lo posible vas a sostener actividades suaves como caminar, nadar, bailar, o andar en bici en horarios en los que no te dé el sol directo y siempre atendiendo lo que el cuerpo te va avisando,
  • Por último, y no menos importante, es la siguiente regla básica: si hace mucho calor, come poco y liviano.

Espero que estos consejos te sirvan y los tengas en cuenta cuando queme el sol, a disfrutar del Verano!!

Lic. Andrea Lizarraga

Fuente: Paul Pitchford

Ilustración: Lynnie Zulu

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Bruschettas de Pepino
Crumble de Peras
Taller de Mindful Eating • Septiembre 2016