• Avena arrollada: 1 taza
  • Harina integral fina: 250 gr.
  • Bicarbonato: 1 cdita.
  • Riccotta: 200 gr.
  • Miel: 2 cdas.
  • Azúcar rubio: 2 cdas.
  • Jugo de 1/2 limón
  • Ciruelas deshidratas sin carozo: 50 gr.
  • canela: 1 cdita.
  • Leche: 250 ml.
  • Huevos: 2
  • Ralladura de 1 limón

Para empezar cortas las manzanas en daditos (peladas) y la rocias con el limón, la canela, 2 cdas. de miel y las ciruelas cortaditas. Después colocas la riccotta en un bol, la desmenuzás y la mezclas con la harina, la avena y el bicarbonato.

Unís ambas preparaciones y la colocas en un molde aceitado. Antes de hornearla, la rocias con la leche mezclada con el azúcar rubio, la ralladura de limón y los huevos batidos.

Finalmente la horneas 40 minutos aproximadamente.

Esta preparación es ideal para ser acompañada con infusiones calientes o frescas de cedrón, melissa, poleo o menta.

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Mayonesa de Remolacha
Tarta de Peras
Mantequilla de Maní