• Leche entera o deslactosada (que no sea larga vida): 1 litro
  • Yogurt natural o griego o deslactosado: 1 pote

Esta es una buena opción para aquellas personas que consumen lácteos, mi recomendación es hacer esta receta por la noche: calentas el horno y mientras calentas la leche a temperatura «mamadera» (es decir moderadamente caliente, que puedas meter un dedo y aguantar el calor unos 5 segundos).

Luego agregas el yogur, 2 cditas. de mascabo y mezclas muy bien. Coloca la preparación en una jarra de vidrio/cerámica/metal o en vasitos individuales, apaga el horno, coloca la mezcla de yogur, cerra el horno y deja reposar hasta el día siguiente. A la mañana el yogur esta listo!

A este yogur podes usarlo para continuar haciendo yogur, por supuesto que siempre es mejor si podes conseguir leche de campo.

Podes consumirlo con dulces caseros, mascabo, miel, frutas frescas y granola o bien usarlo para aderezar ensaladas. Que lo disfrutes!

Andrea Lizarraga

Soy licenciada en nutrición (UNC), profesora de danza y de Tai Chi, terapeuta corporal (posgrado en el Instituto de Psicoterapia Corporal), especialista en alimentación plant based (posgrados en alimentación adulta y pediatría), formada en Mindful Eating (formación impartida por Jan Chozen Bays), meditadora, estudiante de Medicina Tradicional China y eterna buscadora de conocimiento y prácticas psico-espirituales.

Rawmesano
Quiche de Verduras
Dips